IES BLAS CABRERA FELIPE

Compostaje escolar: Economía circular y sostenibilidad

Red de Escuelas Canarias para la Sostenibilidad

Gran parte de los residuos de nuestros hogares son residuos vegetales, es decir, materia orgánica. Esta puede ser aprovechada mediante el compostaje: proceso natural de descomposición de la materia orgánica muy sencillo, que permite reducir en origen los residuos orgánicos (restos vegetales, posos de café…), y a la vez conseguir como producto final un fertilizante y regenerador del suelo de alta calidad (el compost). Nuestro proyecto de compostaje escolar se complementa con los programas y proyectos del centro siendo una oportunidad ideal para enseñar a nuestros estudiantes, de una forma interactiva y motivadora, las ventajas ambientales, sociales y económicas de este sistema. Este proyecto pretende tener continuidad en el tiempo y se ha estado desarrollando en nuestro centro, IES Blas Cabrera Felipe, durante varios cursos escolares gracias a una compostadora, entregada por el Cabildo de Lanzarote, y a unos talleres de formación impartidos por personal de ese mismo organismo. Se trata de un proyecto cooperativo, coordinado por RedECOS (Red Canaria de Centros Educativos para la Sostenibilidad) y el programa PROMECO (Programa para la Mejora de la Convivencia) en su mini proyecto “De lo que se Siembra, se Recoge”, con la participación del alumnado de la ESO, personal docente y no docente, que está aportando residuos vegetales procedentes de sus casas y de la cafetería del instituto y el alumnado de 1º de Bachillerato, que constituye el Comité Ambiental del centro, y alumnado y profesorado del programa PROMECO, responsables de la gestión de los residuos y de la supervisión de la compostadora. El alumnado del Programa de Mejora de la Convivencia utiliza el compost obtenido en la compostadora como abono natural en el huerto escolar y los productos se donan para su venta en el Mercadillo Solidario y Cooperativo del centro. De este modo, nuestros residuos pasan a ser de nuevo materias primas con las que obtener nuevos productos, y, por tanto, podemos entender el compostaje como un claro ejemplo de economía circular, inventada por la propia naturaleza, y que ahora nosotros podemos reproducir en el instituto y en casa. Debemos tener presente que el Consejo Europeo exigirá a los Estados miembros, antes del 31 de diciembre de 2023, la recogida por separado de los residuos orgánicos o su reciclaje en origen, es decir, mediante compostaje doméstico.  Gracias a todos y a todas por contribuir a un mundo más sostenible, saludable y solidario. Celia Rodríguez (Coordinadora de la Red Canaria de Centros Educativos para la Sostenibilidad).  Teresa Mendoza (Coordinadora de la Red Canaria de Escuelas Solidarias).